02.¿Qué hacemos?

 

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA UNA RUTA AGRADABLE La Ruta requiere una ligera preparación técnica y mental: no se puede salir a caminar de cualquier modo. En la marcha los errores se pagan caros. La ruta es algo planeado, en sus ritmos, horarios y recorridos. No es una carrera: vale más llegar juntos en más tiempo que separados. Es más placentero y solidario. La ruta pone en juego la capacidad de contemplación, imaginación, colaboración y superación personal, reto, aventura y esfuerzo comunitario. Provoca una peculiar unión en y con la naturaleza. Técnicamente se ha de mantener un control de la orientación. Es conveniente que cada día sea una persona diferente la que asuma la responsabilidad de guía del grupo. La encabeza el responsable del día, que mantendrá un ritmo adecuado y estará atento a todas las personas participantes, sobre todo a las que tengan mayores dificultades. Es preciso mantener una adecuada alimentación. Durante la marcha se consumirán calorías y proteínas (chocolate, frutos secos, etc.) la comida fuerte se realiza al final de camino. Es preciso también un control sobre la bebida. La ingestión al inicio de algún producto salado (aceitunas, anchoas) frena la sudación e impide la eliminación de líquidos, lo que previene la sed. Un calzado usado y bien ajustado al pie evita rozaduras y ampollas. Son recomendables las botas con suelo de caucho.

LA MOCHILA Es uno de los principales elementos que facilitan o hacen insoportable una marcha. Por ello, ésta ha de reunir ciertas características, y la carga se ha de ordenar de manera apropiada.

CARACTERÍSTICAS Que se ajuste bien al cuerpo. Que tenga compartimentos de fácil acceso desde el exterior. Es preferible que el modelo sea alargado, no ancho. Así se eleva el centro de gravedad. Con la parte exterior bien impermeabilizada.’. Que esté acolchada por la parte que mantiene contacto con la espalda.

MODO DE COLOCAR LA CARGA Los objetos menos utilizables se situarán en el fondo. Los más pesados arriba, junto a la espalda. Hay que conocer el sitio exacto donde se han colocado las cosas, para encontrarlas incluso en la oscuridad. Evitar que queden junto a la espalda los líquidos y los objetos angulosos. No se debe colocar nada exteriormente; su balanceo y ruido monótono resultan molestos y desequilibran la carga. Saco de dormir y esterilla, si van fuera de la mochila, han de ir bien sujetos. Colocar en los bolsillos exteriores, si los hubiere, lo que vaya a ser utilizado por el camino.

LISTA DE EQUIPAJE Saco de dormir y esterilla aislante Bolsa de higiene conteniendo: jabón neutro (dentro de una caja), cepillo de dientes, dentífrico, peine o cepillo y toalla. Crema normal y de protección solar para manos y cara. Son muy prácticas las muestras gratuitas de esos productos. Bolsa de vajilla con plato y vaso de plástico o aluminio, cuchara, tenedor y navaja multiusos, servilleta. Bolsa con ropa limpia, calcetines de algodón, mudas de ropa interior, pañuelos, bañador, pantalón corto y repuesto de zapatillas, CHUBASQUERO. Bolsa para la ropa sucia, se recomienda lavar a diario. Varios, como un cuaderno de ruta, bolígrafo, hilo, aguja, imperdibles, linterna pequeña (con pilas) papel higiénico, cordel, pinzas de ropa, bolsas de plástico (una grande puede ser útil en caso de lluvia) y si sabes utilizarla, llévate brújula, puede sacarte de apuros en el monte, CANCIONERO, un libro de lecturas y/o reflexiones puede ser de utilidad.

RECORDAD: En todos los grupos es importante ir “LIGERO DE EQUIPAJE”, tanto si has de cargar con él como si tu grupo dispone de coche de apoyo.